Menú

CASA CONSISTORIAL

CASA CONSISTORIAL

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este  edificio, el antiguo,  fue construí­do a finales del s. XVI, aunque la construcción actual se realizó en el s. XVIII, en 1771, cuando se decide realizar obras, respetando en la medida de lo posible, el edificio anterior. La traza es de Tomás de la Peña, sobre la antigua construcción y un tramo de la muralla. Concebida en un severo estilo barroco, solo atemperado por el cromatismo que aporta el ladrillo y por un gran escudo de armas de la planta superior. De la torre cabe decir que se cita su existencia en los libros de actas municipales mas antiguos que se conocen. Su segunda planta cumplió función de cárcel al menos desde el siglo XV y ha seguido manteniendo este uso hasta mediados del siglo XX[1]. Anteriormente desde los años 1377-1379, las reuniones del Concejo se celebraban en la Cámara de los Clérigos de Santa Marí­a[2]. El edificio consta de 2 partes bien diferenciadas:  la antigua torre y el edificio consistorial en sí­. El torreón forma parte de la antigua muralla de la ciudad. A principios del siglo XX se produjeron diversas reformas, entre las que destacan las escaleras junto al torreón y la tabicación interior, en 1923,  o la nueva fachada de la c/Santa Marí­a, en 1926[3]. El documento más antiguo conocido en el que aparece la Casa Consistorial es de 11-6-1484[4]. Al exterior nos encontramos con un alzado que se divide en cuatro cuerpos, siendo los tres primeros de piedra sillerí­a y el último de ladrillo, cubriéndose a dos aguas. La planta baja es de tres arcos rebajados, apoyados en gruesos pilares cuadrados. En el primer piso una larga balconada con rejas recorre toda la fachada y en ella se abren 3 puertas dobles. Una ligera lí­nea de imposta marca levemente la transición al segundo registro, donde aparecen 3 sencillas ventanas. Una lí­nea má rotunda separa el último cuerpo, resaltando por la diferencia de materiales y color, así­ como por la abundancia de vanos:  5 arquillos de medio punto a cada lado del gran escudo central, en piedra, que representa las armas reales de los Borbones y las de Orduña. Todo ello corona con un ancho alero de madera con dobles modillones[5].

[1] Gómez Cambronero “Un paseo por las Villas…” 25-27

[2] “Urbanismo e Historia. La ciudad de Orduña”. José I. Salazar Arechalde, 1995

[3] “Monografí­as de Pueblos de Bizkaia, ORDUÑA”.  Ana Marí­a Canales Cano.

[4]  “Urbanismo e Historia, La ciudad de Orduña”. José Igancio Salazar Arechalde.

[5] “Monografí­as de Pueblos de Bizkaia, ORDUÑA”.  Ana Marí­a Canales Cano.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios recientes

diciembre 2018
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos