Menú

La Plaza: Lado SUR

La Plaza: Lado SUR

Cualquier vecino de Orduña sabe que el centro neurálgico de la ciudad lo constituye la “Plaza”, una de las de mayor extensión de Euskadi y con la particularidad de su cuadratura y envolvimiento astial (arcadas porticadas). Fue la zona externa de la primera puebla de inicios del siglo XIII (Este) convertida en espacio céntrico tras los ensanches Norte y Sur (siglo posterior) y el cierre Oeste motivado por el levantamiento de la Aduana (actual Balneario). La Plaza orduñesa destaca (a diferencia de las medievales) por su amplitud, su ubicación céntrica respecto a los tres núcleos poblacionales, ser el espacio preeminente del mercado y la existencia unificadora e sus cuatro lados de soportales o astiales.

Vamos a describir con detalle el poblamiento existente en este verano de 2010. Para ello nos hemos provisto de un cuaderno de Notas y nos hemos dedicado a una observación pormenoriza desde la misma Plaza. Posteriormente hemos hablado con diversos vecinos para ampliar la observación y consultado algunos datos de la más lejana historia. Comenzaremos por el LATERAL SUR, compuesto por cinco edificios de unas dimensiones más o menos parecidas (salvo la altura de la Iglesia de san Juan o Sagrada Familia) configurando el lateral más homogéneo de edificaciones (salvo el relacionado con el actual balneario). Estos edificios dan entrada a las calles Burgos, Nueva y Cantarranas que confluyen (en su final) en la “Puerta de Burgos” que, cuando existió, estaba apoyada en el Palacio Velasco y en el actual “Bar La Posada.

1.- Fachada de la Iglesia de san Juan (hoy Sagrada Familia)

Da cara a la Iglesia del primigenio Colegio de los Jesuitas. Es un edificio de planta de cruz latina, naves cubiertas por bóveda de cañón de lunetos y decoración profusa con anagramas propios de la Compañí­a. Fue levantada en el siglo XVII merced a la donación económica del orduñés Juan de Urdanegui. Inaugura el barroco postridentino en Bizkaia. Su construcción supuso una profunda transformación de las calles “Carnicerí­a” (desaparecieron todas las casas de la mano derecha, además de la torre del reloj con su carnicerí­a) y “Burgos” (se ocupa media manzana de la mano izquierda). Supuso, además, una cierta transformación del lateral de la propia plaza.

La fachada, í­ntegramente de sillerí­a y a modo de retablo, presenta tres calles, una planta baja (astiales) y un piso de considerable altura. Se remata con un “altillo”.

Las dos “calles” laterales están rematadas por sendas “espadañas” que albergan, en dos alturas, tres campanas (dos en la primera altura y la Iglesia de San Juan (3)restante en la segunda). La central, a su vez, queda culminada por la estatua del Sagrado Corazón a cuyos pies se ubica el “reloj” público de la Ciudad. No debe olvidarse que muy próximo  a la actual entrada al Colegio de los PP. Josefinos (mano izquierda de la fachada) se ubicó la “torre del reloj” (en pésimo estado ya en 1667) y, en sus bajos, una de las carnicerí­as (de ahí­ el nombre de la calle).

La PLANTA BAJA (astial) se compone de tres hermosos arcos similares de medio punto que dan a la Plaza; un arco, ligeramente de menor altura, que posibilita la entrada al Colegio, y dos más laterales que dan a las calles Carnicerí­a y Burgos. Todos ellos sustentados en potentes pilares. La PLANTA PRIMERA contiene en sus laterales sendos escudos muy deteriorados (en realidad toda la fachada sufre “mal de piedra”). En la calle central un nuevo escudo más pequeño y, sobre él, un ventanal sin ninguna importancia.

El acceso a la Iglesia se ubica en el centro del astial aunque hoy dí­a está en desuso (al igual que la misma Iglesia). En el lateral izquierdo de la fachada (bajo un arco independiente) se ubica el magní­fico portón que da acceso al actual Colegio de los PP. Josefinos.

2.- Edificio de la entrada derecha a Calle Burgos

Consta la fachada de planta baja y tres alturas rematada con un sencillo alero. Albergó, el desaparecido “palacio de los Luyando” fechado en el siglo XVI aunque algunos autores indican que en él se hospedó Pedro I el Cruel (segundo tercio del siglo XIV). Existió, igualmente, una puerta interna que apoyaba en este edificio y el existente frente a él (eliminado para la construcción del Colegio). Ha sido recientemente reformada y pintada de ocre, excepto los rebordes de las puertas balconeras y una sencilla cenefa separadora de cada una de las alturas (pintada de blanco). Los balcones de la planta tercera están rematados en forma piramidal

La PLANTA BAJA (astial) se compone de cuatro arcos (más el lateral de calle Burgos) de medio punto ligeramente rebajados. Están construidos en buenos sillares que apoyan en pilares. Alberga la oficina de la BBK. En los años cincuenta del siglo XX en este mismo espacio se ubicaban la oficina de “Teléfonos” y la “carnicerí­a de Pepe”. Frente a este astial estaba la parada de “taxis” y paraban los autobuses que iban a Vitoria y Puentelarrá. La techumbre del astial está raseada sencillamente y pintada de blanco.

La primera de las alturas se abre a la plaza en cuatro balcones similares con una balconada corrida (internamente dividida en dos partes iguales). La segunda y tercera altura también tienen cuatro balcones (de estructura similar) con balconadas independientes.

3.- Edificio de la entrada izquierda a Calle Nueva

Tiene unas dimensiones y una estructura similar al anterior: planta baja (astial) y tres alturas rematadas sin alero.

La PLANTA BAJA consta de cuatro arcos (más el lateral de Calle Nueva) de un bien marcado medio punto y construidos en sólidos sillares. Están sustentados sobre recios pilares. Alberga la “carnicerí­a de Zubizarreta” y el “supermercado Donato” y, sobre estos comercios, un “entresuelo-vivienda” que aporta unos rebajados balconcitos al fondo del mismo astial.

Sobre esta planta baja se levantan tres alturas con cuatro balcones similares cada una de ellas. Todas las puertas del balcón están enmarcadas con finas láminas de sillerí­a, en tanto el resto de la fachada está pintada de blanco, tras la última de las reformas sufridas.

Las “balconadas” presentan una distribución muy original. En el primer piso es corrida (con separación intermedia interna). En el segundo piso los balcones laterales tienen su propia balconada en tanto que los dos centrales están unidos (con separación interior). En el tercero los cuatro balcones tienen sus correspondientes balconadas. Todas ellas son de la misma traza.

4.- Edificio de la entrada derecha a Calle Nueva

Debido a sucesivas reformas es el menos significativo de los cinco que componen el lateral aunque la dimensión de su fachada es similar. Consta de planta baja, dos pisos y desván. Es ligeramente más bajo que los dos anteriores.

La PLANTA BAJA comprende cuatro arcos de medio punto (más el lateral de Calle Nueva) levantados a base de sillares. La sustentación P1000371difiere del resto de edificios por cuanto son cuatro columnas con basa y capitel de trazo sencillo. Dos robustos pilares sustentan los laterales. Alberga la “Gestorí­a BERPIZTE” y una tienda de chucherí­as. Han sustituido a la tienda de “ultramarinos de Pepita Betolza” y la “pescaderí­a de las Gotxas”. Entre ambos comercios existe un portalón (cuya aldaba ha desaparecido) que da acceso a las viviendas, incluida la existente en el entresuelo que recibe luz desde unos mí­nimos balconcillos abiertos en el astial. En otros tiempos en este lugar existió una “fonda” que creo era de los “Macanes”.

Los dos pisos presentan una misma estructura. Un mirador, sin ninguna gracia, en el ángulo de la calle Nueva y tres balcones con “balconada” sencilla. Toda la fachada está pintada de blanco. Una estrecha imposta de sillerí­a separa la planta baja del resto del edificio. El desván recibe luz  a través de unas pequeñas ventanitas.

5.- Edificio de la entrada izquierda a Calle Kantarranas

A mi modo de ver es el edificio civil más representativo de este lateral y uno de los mejor conservados de la ciudad. Ejemplo de casa “burguesa”, de mejor traza que las “labriegas” (la mayorí­a de las ubicadas en las calles, especialmente es las de este sector) y de inferior porte que la media docena de “palaciegas”.

Consta, como las anteriores, de una planta baja, dos alturas y un ático. La planta baja, los balcones y las esquinas del edificio están construidas en sillerí­a en tanto que el resto del edifico lo es de mamposterí­a muy bien trabada y conservada. Una imposta de piedra continua separa la planta baja del resto de las alturas.

La PLANTA BAJA (astial) contiene cuatro arcos de medio punto (más el lateral de Calle Kantarranas) levantados a base de sillares. La sustentación se realiza con robustos pilares. El astial alberga un local “en venta” (en otro tiempo fue la “carnicerí­a de los Macanes”), un portal  y la “joyerí­a Lambarri” (antiguamente en este local existió la “barberí­a de Vildósola” y una “bodeguilla”). Sobre estos locales se ubica una vivienda con balconcillos abiertos al mismo astial.

Las dos alturas que se levantan sobre los astiales son similares: cuatro balcones sin balconada y sencillos enrejados a ras de fachada. El ático se abre a la plaza a través de cuatro pequeñas ventanitas.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios recientes

febrero 2018
L M X J V S D
« Ene    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  

Archivos