Menú

Acerca de las obras no lingüí­sticas de A. de Poza

Acerca de las obras no lingüí­sticas de A. de Poza

ASDIntroducción
La segunda conferencia de las Jornadas de Orduña tuvo como tema “La Bibliografí­a de Andrés de Poza”.
La pronunció el que fuera Bibliotecario de la Diputación de Vizcaya D. Carlos González de Echegaray. Realizó D. Carlos una exposición amena, documentada y breve, con abundantes datos acerca de las obras, ediciones, incluso ejemplares de las ediciones “prí­ncipe” de los libros de nuestro autor existentes en las Bibliotecas del Paí­s –p. ej. en la Diputación de Vizcaya, o en la Sociedad Bilbaí­na, etc.–. Nos proporcionó también datos interesantes acerca del editor Matí­as Marés, primer editor del Señorí­o de Vizcaya, según se titulaba él mismo.
1. Hydrografí­a la más curiosa… (1585)
En 1585 Andrés de Poza publicó su primera obra: HYDROGRAFIA LA MAS CURIOSA… Como dijo en Orduña González Echegaray –y posteriormente hemos podido leer en el Prólogo ya citado de D. Carmelo de Echegaray a la edi¬ción de 1901– esta obra es una demostración de la formación pluridisci¬plinar y cientí­fica del Licenciado –hombre de acción además– similar a la de otros lingí¼istas del Renacimiento, Nebrija por ejemplo, que al pare¬cer fue el primero que realizó una medición bastante aproximada de un “gra¬do” del meridiano terrestre (=62.500 pasos).
También el Brocense demostró esta pluridisciplinaridad, pues publicó en Salamanca, en 1759, un TRATADO DE LA ESFERA.
Este mismo autor publicó su obra “MINERVA SEU DE CAUSIS LINGUAE LATINAE…, el mismo año de la publicación de la obra lingí¼í­stica de Poza es decir, en 1587, razón por la que en otro lugar calificamos a dicho año de “fecundo para la Lingí¼í­stica”. Por cierto, Poza menciona en su obra de 1587 un “TRATADO DE LA ESFERA”, sin mencionar su autor.
En el Prefacio de su HYDROGRAFIA…, es donde Poza nos ha enu¬merado las lenguas que conocí­a: Italiano, Francés, Inglés y Flamenco. A estas cuatro hay que añadir, por lo menos, el castellano y el latí­n en que escribió sus obras –DE LA ANTIGUA LENGUA…, contiene una parte escrita en latí­n: “De Prisca Hispanorum Lingua…” (f. 59 r-70 r.) – y el Euskara.
Labayru, al tratar de la primera obra del Licenciado Poza –y tras indicarnos que los saberes náutico y astronómico de la misma, los adquirió el de Orduña durante su estancia en Lovaina– nos resume el contenido del libro de la siguiente manera:
“…en dos libros de la teórica de la navegación y del derrotero general de las naves, con descripción de las costas y puertos y lo concerniente al pilotaje, enseñando el modo de alcanzar a conocer la longitud por la distancia de la luna a las estrellas zodiacales”.
Entendemos, por tanto, que el valor de esta obra residió en su tiempo, además de en la descripción detallada de las costas para la navegación de cabotaje, sobre todo en el método para calcular la longitud y distancia a las mismas, permitiendo así­ una navegación “de altura”.
En el MEMORIAL AL REY D. FELIPE II… –v. infra– en la “Quarta Advertencia”, nuestro autor nos recordará este método como válido para navegar alejado de las costas, y poder escapar así­ a los piratas, que al parecer se escondí­an en los entrantes de las mismas.
Conoció la HYDROGRAFIA…, al menos una reedición, en San Sebastián, por Martí­n de Huarte en 1675, y unida a otra obra de Sa Carneiro, cosmógrafo real de Portugal, dato que muestra, creemos, el valor acordado a Poza como cosmógrafo.
Rodrí­guez Herrero, en la “Presentación” de la edición de 1959 nos aporte –nota 2– alguno de los elogios que mereció. También ha sido citada en algunas Historias de la Marina, hasta en el siglo XIX.
2. Memorial al Rey D. Felipe II… (¿1590?)
Por continuar con esta temática del mar, vamos a comentar el “MEMORIAL AL REY D. FELIPE II, PIDIENDO LA REVISION DE LAS LEYES QUE FAVORECIAN LA CONSTRUCCION DE NAOS GRUESAS”.
Como ya hemos indicado y dada su brevedad, lo reproduce entero Labayru en su obra. Posterior a 1589, se trata del último escrito conocido de Andrés de Po¬za. Es un escrito breve, en pocos folios, de carácter proteccionista, dirí­amos, en cuanto a las ideas. Está dividido en cuatro “Advertencias”.
En la primera, de acuerdo con el tí­tulo, argumenta el autor a favor de las naos pequeñas:
 pues son más fáciles de fletar, exigiendo así­ menos espera a los marinos;
 ocupan, por lo mismo, a más marinos del paí­s;
 les permiten hacer más de un viaje al año, volver cargados sin largas esperas en puertos lejanos, etc..
La “Segunda Advertencia” recomendaba no se deje entrar barcos de otras naciones “con artillerí­a de bronce so pena de ser castigados por corsarios”.
En la “Tercera…” pide también el autor que tampoco se permita la en¬trada de mercancí­as de fuera del Imperio Español, recomendando a su vez que: “se descargue la cera, cobre y estaño primero en Flandes, como se hací­a agora treinta y más añosi.
Asoma aquí­ el recuerdo de su primera estancia en Flandes, y de su fa¬miliaridad con la vida del puerto.
Por último, la “Quarta Advertencia” contiene una recomendación entre otros puntos a nuestros barcos para que naveguen alejados de la costa, gracias a la observación del cielo, añadiendo: … como mostré yo en mi Hydrografí­a”.
Al terminar Labayru la copia del MEMORIAL, se queja de la rareza del mismo: “…que ni en el archivo del Municipio de Bilbao se halla, ni ninguno de los libros de Poza, a pesar de lo mucho que en otros tiempos se celebraron sus escritos”. La expresión “en otros tiempos”, creemos que hay que relativizarlo.
3. Ad Pragmaticas sive de nobilitate… (¿1589?)
Habí­amos dejado sin comentar el escrito de Andrés de Poza en el que responde al Fiscal de Valladolid, y presentado a las Juntas de Guernica de 1589, y que según Luis Michelena, sólo conocemos a través del resumen y comentarios de Elí­as de Tejada.
D. Carmelo de Echegaray nos ha ofrecido alguna información sobre este escrito, en su Prólogo de 1901. De lo que supone la obra para Elí­as de Tejada nos hemos extendido en otro momento. Este autor, nos permitimos añadir ahora, supone además que este escrito estarí­a ya en germen los capí­tulos últimos de la primera parte de: DE LA ANTIGUA LENGUA … DE LAS ESPAí‘AS, escrito ya en 1584.

La idea central de AD PRAGMATICA… serí­a la de que la nobleza en Castilla era concedida, y no general, y separaba a nobles de pecheros, mientras que en Vizcaya la nobleza es universal y primitiva, originaria. Como el Infanzonazgo, de que habla Poza en el capí­tulo XVII y último de la primera parte de la obra de 1587.
Pudiera ser, sugerimos, que el Licenciado hubiera sido reclamado por las Juntas para la defensa de la nobleza de los vizcaí­nos por el conocimiento del tema demostrado en esta su primera obra. No puede extrañar, por tan-to, que la figura y obra de Poza haya agradado sobremanera tanto a Elí­as de Tejada como a Carmelo de Echegaray.
Recordemos, finalmente, la interpretación propuesta por Jon Juaristi que hemos mencionado en otro momento (Biografí­a de Andrés de Poza).

José Ramón Zubiaur
Mundaiz

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios recientes

agosto 2018
L M X J V S D
« Jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos