Menú

El Cancionero popular orduñés

El Cancionero popular orduñés

TxistularisAlgunos atribuyen la gran abundancia de cantares y estribillos satí­ricos que “antes de la guerra” surgí­an en Orduña a continuación secular en castellano del primitivo bertsolarismo en euskara.

Reflejan igualmente el ambiente de juerga que se mantení­a entre las cuadrillas y, además, una caracterí­stica muy peculiar de la vieja ciudad: el alcahueteo. Alcahuetear es una práctica social que en Orduña ha tenido siempre, al parecer, carácter de institución y, que, en lí­neas generales, y como bien refleja “El Bollo” en los números que han llegado a nuestras manos, consiste en despellejar al vecino mejor o poder ser que el vecino te despelleje a ti. Y no podí­a ser menos: las historias de faldas y calzones ocupan la primera lí­nea de este sano deporte que llega a nuestros dí­as lleno de figuras destacadas, auténticas joyas del “periodismo boca a boca” y cuyas principales redacciones se encuentran en el banco de la posada, en las inmediaciones de la fuente de Quico y en los bancos de madera de la plaza.

RECOPILACIONES

Carnaval año 1928

Presten atención señores

vecinos de esta ciudad

si quieren que les contemos

un suceso original.

Don ílvaro y don Liborio

que son mineros de fama

han descubierto una mina

“La Milagrosa” se llama.

Hay quien dice es un fracaso

y ellos siguen su labor

y piensan montar una industria

mayor que la casa Ford.
Han traí­do un ingeniero

para levantar un plano

conforme las condiciones

que Liborio le ha indicado.
Le ha dicho: dispense mí­ster

aquí­ existe un gran filón

desde Gárcheta a La Antigua

y de Oruro a San Antón.
Tenemos hechos perfiles,

cotas y nivelaciones

pozos, datas y galerí­as

con dirección al filón.
Repas será capataz,

Liborio será listero

y don ílvaro será

capitalista minero.
Hay gran cantidad de muestras

que a Bilbao llevó Liborio

de calidad superior

dictamen laboratorio.
Nos ha dicho un ingeniero

de las minas de Vizcaya

que saldrá pirita de azufre,

cobre, plomo, blenda y plata.

Y si sigue piedra cuarza

como se ve por encima

más abajo saldrá hierro,

mucho acero y calamina.
Para fundir estos metales

montarán un horno alto

la sociedad Franco-Belga

con todos los adelantos.
Proyectan en Casas Blancas

poner la iluminación

la central y los motores

y el chalet del director.
Y en la fuente de la Teta

pondrán el transformador

que darán fuerza a la industria

con cables de alta tensión.
Veremos lí­neas de baldes

en todas las direcciones

y muchas locomotoras

seguidas de sus vagones.
Dedicadas todas estas

al transporte mineral

resolverán un problema

de importancia capital.
Ya las madres orduñesas

no se deben de apurar

pues aquí­ tendrán sus hijos

donde ganar el jornal.
Aquí­ habrá diques flotantes

talleres de construcción

y barcos de gran tonelaje

que arribarán al Nervión.
Llevarán los minerales

a Francia y a Inglaterra

para construir cañones

y otras máquinas de guerra.
¡Cosa rara quien creyera

que la ciudad orduñesa

serí­a en tan poco tiempo

un imperio de riqueza!
Podrá hacer la competencia

industrial y comercial

a toda Europa entera

y a la América central.
Habrá jugadas de Bolsa

que harán subir los enteros

y a la peseta española

por ser un gran financiero.
En el campo de San Juan

se instalará el barrio obrero

en esas casas baratas

del señor Florencio Oteo.
Tenemos por entendido

que después del carnaval

empezarán los trabajos

con carácter general.
Don ílvaro es hombre listo

que el tiempo ha hecho advertir

que para algo se ha pasado

veinte años en el Brasil.

Canción al hundimiento de la sima

De la sima un hundimiento

alto os tengo que contar

ya que hemos perdido el miedo

todos los de la ciudad.
Chicos, jóvenes y viejos

todos van al agujero

todos dan sus opiniones

todo el mundo es ingeniero.
Para comprobar lo dicho

allá van los zapateros

que provistos de una cuerda

su polea y un caldero.
Creyendo ya ver petróleo

tiran listos el caldero

y lo único que sacan

es un trozo de mortero.
Se desprenden más terrazos

y la cuerda les rompió

unos gritan santo cielo

otros dicen santo Dios.
Todos corren espantados

entre matos y berezos

miedo tienen de los diablos

se queden con sus pellejos.
De las demás opiniones

es cuento de no acabar

unos ven barcos veleros

y otros gaviotas volar.

El rí­o que baña a Orduña

El rí­o que baña Orduña

con Nervión le apellidaron

tiene fama universal

de criar buenos pescados.
Hay zapateros que dicen

han visto en mil ocasiones

ostras, ostras, cabras y tollinos

merluzas y tiburones.

En Orduña ya no hay pobres

todos somos propietarios

zapateros y silleros

y accionistas ferroviarios.
En la ciudad orduñesa

mucha cultura moderna

dos churreros y un frontón

y diecinueve tabernas.
Los ricos ya no descansan

por que Orduña se parezca

a Berlí­n, Parí­s o Londres

o a la ciudad de Bruselas.
Orduña ya no es Orduña

que es un segundo Parí­s

hay obispo y to la historia

y pasa el ferrocarril.
También se habla de sus montes

que traen a tanto turista

a ver las profundas grutas

de buitres, grajas y cuervos.

Mazurca del bar de Pablito

En las tascas, bares y cafés que hay

en esta alegre y jovial ciudad

tienen instalados aparatos

de radio-electricidad.
Mas sólo su manejo está

en manos del dueño del local

porque hoy no hay aquí­ artistas

que hagan o interpreten la sonoridad.
Pero bajando la calle Vizcaya hallarás

de Larrazabal el bar más castizo y oirás

un organillo situado en el fondo que va

desgranando sus notas con gracia y sin par.
Verás interpretar con gran estilo y variedad

del vals esta mazurca que su autora Adela fue a evocar

y lleno de placer has de advertir que de este bar pronto saldrán

muy buenos organistas que de Orduña orgullo serán.

J. Lambarri U.

1 comentario

  1. Carlos Ibáñez Quintana

    Conozco otra variante del cantar de la sima:
    “Para comprobar lo dicho
    allá van los zapateros
    que intentan sacar petróleo
    con un cordel y un caldero”

    Hay otra estrofa que se refiere a la huida cuando se rompió la cuerda. De ella sólo recuerdo que todos corrieron y el que más cerca se quedó llegó hasta Montaleón. Esto debidamente versificado.

    Respecto al pianillo de Pablito, ahí­ va otro cantar:

    “Somos profesores y organistas
    que interpretamos a primera vista
    si semifusas quieren presentarnos
    verán qué bién las interpretamos.
    En los exámenes antepasado
    Todos sobresaliente hemos sacado
    Y ahora con el carnet de licenciados, decimos:
    En el bar de pablito hemos estudiado”

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios recientes

diciembre 2018
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos