Menú

Las raí­ces vascas de la Cerca de Villaño

Las raí­ces vascas de la Cerca de Villaño

villano-3El PP vizcaí­no quiere que el Ayuntamiento de Orduña se interese, como hasta hace 60 años, por una zona que les pertenece jurí­dicamente y que ahora está deshabitada

Diario de Burgos. Estí­baliz López / Villaño

Es un terreno de cerca de 5.000 metros cuadrados. Pertenece a la pedaní­a de Villaño, situada en el Valle de Losa. La particularidad de esta zona es que, siendo de Burgos, los que vivan allí­ pueden pedir que se les aplique el Fuero de Vizcaya.

Así­ lo explica Arturo Ignacio Aldecoa, apoderado del PP en las Juntas Generales de Vizcaya y miembro de la Comisión de Cultura de las mismas. «No es que sea Orduña, lo que ocurre es que jurí­dicamente, La Cerca pertenece a Orduña», señala.

Y es que durante la guerra de los comuneros y por los servicios de Orduña a los Reyes Doña Juana y su Hijo Don Carlos, conocido hoy en dí­a como Carlos I de España y V de Alemania, los Reyes adjudicaron a la ciudad de Orduña la Cerca de Villaño con sus vecinos y términos, pese a estar dentro de las siete Merindades de Castilla la Vieja.
En este sentido, Aldecoa explica que, aunque actualmente no se encuentre habitada la zona, hasta hace poco sí­ lo estaba. Así­, los moradores «podí­an decantarse por el Fuero vizcaí­no si lo creí­an conveniente y les beneficiaba en temas de, por ejemplo, prestación del servicio militar, de herencias, o incluso a la hora de dar a luz a sus bebés».
Y es que en la cocina de algunas de las casas se encontraba el mojón divisorio de los términos jurisdiccionales, «por lo que las madres se trasladaban hasta ese punto para que nacieran sus hijos en uno u otro lado», cuenta Aldecoa.

Es más, Villaño está formado por once casas, de las cuales ocho están situadas fuera de La Cerca. Hasta esas tres restantes se acercaban algunas mujeres para que sus crí­os nacieran allí­ y se libraran del servicio militar. Incluso hasta comienzos del siglo XX, los vecinos se trasladaban hasta Orduña para, una vez allí­, poder emitir sus votos.

Tradiciones

Aldecoa afirma también que «todos los años hasta 1950, el alcalde de Orduña iba con los txistularis y con un pregonero hasta la zona para interesarse por la situación de los habitantes y para hacer acto de posesión y reconocimiento de los mojones».
Opina, asimismo, que el actual equipo de Gobierno de Orduña deberí­a retomar esa costumbre e ir cada dos o tres años hasta allí­ ya que «se trata de un terreno que es propiedad del Ayuntamiento aunque esté enclavado en otra provincia».
Además, acusa al alcalde y su equipo de «no haber hecho nada práctico. Nosotros hemos presentado el tema en las Juntas Generales y lo llevaremos también al Ayuntamiento. Esperamos que nos informen de su parecer por escrito», señala.
Aldecoa asegura que todo esto no tiene que ver con conflictos territoriales, sino con las personas», a la vez que se lamenta de que «todo se haya olvidado». Por ello, desea que se pueda mantener esta presencia jurisdiccional de Orduña fuera de su territorio, «porque es recuerdo de nuestra historia».

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios recientes

agosto 2018
L M X J V S D
« Jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos