Menú

Panorama polí­tico en la minoridad de Fernando IV

Panorama polí­tico en la minoridad de Fernando IV

14006102D. Lope Dí­az (+1288) muerto en Alfaro, fue reemplazado por su hermano Diego López de Haro, llamado el Intruso. Entre los varios conciertos que este D. Diego celebró con su sobrina Doña Marí­a López de Haro (hija de D. Lope y por lo tanto heredera legí­tima) era que en muriendo él, Diego López, la heredera serí­a considerada señora de Vizcaya, Durango y las Encartaciones, reservándose Orduña y Valmaseda para los descendientes de D. Diego López de Haro, que fueron Don Diego y Don Pedro Dí­az (82), hijos de D. Lope Dí­az de Haro a quien se le habí­an dado por juro de heredad.

Diego López el Intruso, fundador de Bilbao, se enseñoreó de Vizcaya hasta 1310, usando de tí­tulos como el de alférez mayor del rey, mientras que el infante Don Juan, marido de la hija legí­tima, intentó repetidas veces hacerse con el señorí­o.

Orduña en el siglo XIV. Régimen municipal.

Mientras que el Señorí­o de Vizcaya es dominado por los intereses contrapuestos de Diego López de Haro (1292-1310) y su sobrina Marí­a Dí­az de Haro, señora de 1310 a 1319 y de 1326 a 1330, casada con el infante Don Juan, ya cuyo hijo Juan el Tuerto vino a recaer la descendencia (1319-1326), el señorí­o de Orduña como juro de heredad de la descendencia de Diego López de Haro, el Intruso, pasó a D. Lope Dí­az de Haro y a sus hijos Don Diego y Don Pedro Dí­az.

Orduña está de nuevo en la órbita de Castilla pues enví­a procuradores orduñeses a las Cortes de Burgos de 1315, y éstos eran, en opinión de Henao, los procuradores Lope Ochoa y Fernán Sánchez. Ese mismo año de 1315 vemos a Orduña dentro de la Hermandad de Villas junto con Burgos, Vitoria, Santo Domingo, Frí­as, Medina y otras.

El 8 de enero de 1326, en Valladolid, Alfonso XI confirmó a Orduña los privilegios reales concedidos por sus antecesores en 1288.

Alfonso XI, en1325, a sus quince años, habí­a asumido las riendas del trono, adquiriendo la mayorí­a de edad. Poco después, el dí­a de Todos los Santos de 1325, morí­a en Toro, por orden del rey, el señor de Vizcaya Don Juan, tras de lo cual el rey se apoderó de todas las tierras del vizcaí­no. Más aún, por medio de Garcilaso de la Vega, el rey intenta comprar en el monasterio de Perales y de Doña Marí­a López de Haro, el señorí­o de Vizcaya.

Alfonso XI se intitula ya en 1329 señor de Vizcaya. Respecto de Orduña, la donó el 10 de enero de 1332, en documento fechado en Valladolid, a su hijo bastardo don Pedro. Dice así­ el privilegio aludido:

“Damos bos la nuestra villa e castillo de Horduña e hazemos bos donacion della, que la hayades por vuestra libremente con todas sus aldeas e con todos sus términos e con montes e con aguas corrientes e estantes e con entradas e con salidas e con todos sus derechos e pertenencias, cuantas an e deben aver con todos los pechos, derechos e rentas dende que nos y abemos e debamos aver en cualquier manera, e con los judios e moros que agora moran e moraran de aqui en adelante, e con la justicia e con los alcaldes e con el señorio e con la juredicion hordinaria e con mero misto ynperio e que la ahayades por juro de heredad para bos e para los que de bos vinieren que lo vuestro ovieren de heredar, e si por abentura de los que de bos venieren e de vuestra lina (sic) derecha fallesciese heredero, que se torne la dicha e castillo con todo lo que sobredicho es a nos… e que non fagades dende guerra e paz e nos acojades en la dicha villa e castillo yrado e pagado e ritenemos para nos la mayor forera quando nos la dieren los de la tierra e minas de horo e plata e de metal si las obiere, e la justicia, si la bos menguardes, que la fagamos nos cumplir. E mandamos al concejo e todos los vecinos e moradores de Horduña e de sus aldeas e de su termino…”.

Las aldeas a las que alude el documento son: Cedélica, Tartanga, Artamaña, Arvieto, ya que vienen recogidas en sobrecarta en la sentencia de la Chancillerí­a en favor de Fernán Pérez de Ayala en 1379.

El estudio de este documento de donación del rey a su hijo bastardo, el infante don Pedro, nos testifica una serie de instituciones que es necesario subrayar:

-Orduña viene afirmado una vez más como Señorí­o compuesto de la villa, el castillo, aldeas, términos, entradas y salidas, pechos, derechos, y rentas, aun las especiales contratadas con moros y judí­os, y sobre todo con el nombramiento de alcaldes, con el señorí­o, con la justicia, con la jurisdicción ordinaria, con mero y mixto imperio.

-El señorí­o de Orduña es juro de heredad hereditario en la descendencia de Don Pedro.

-El señorí­o de Orduña queda bajo la potestad regia ya que no puede ejercer la guerra y paz independientemente de la del  rey. Además está obligado a recibir al rey o yantar. El rey se reserva además: moneda forera, las minas y la alta justicia: o tribunal de apelación.

En este momento viene descrita con nitidez la situación jurí­dica en la que se encuentra Orduña. Se trata de un gran dominio territorial en el que por concesión regia ~I dueño ejerce funciones públicas, sin que el magnate sea dueño y propietario de las tierras cuya jurisdicción se le otorga. Orduña queda definido como un señorí­o jurisdiccional en el que el Señor recauda impuestos, cuida del orden público, tiene sus propios oficiales y agentes. Como vemos el rey se reserva el yantar y la moneda forera como es tí­pico en todos los señorí­os de Castilla.

En el señorí­o de Vizcaya nos encontramos con una disputa de dominación. Como vimos, Alfonso XI se intitula señor de Vizcaya desde 1329. Por su parte, Marí­a Dí­az de Haro (hija de su homónima Marí­a Dí­az de Haro y de D. Juan) recibe ej señorí­o de su madre y lo defiende su esposo, D. Juan Núñez de Lara, alférez del rey.

En la primavera de 1334 el rey emprende un viaje de enseñoreamiento por Vizcaya. Partiendo de Burgos, le tomó a D. Juan Núñez de Lara la Puebla de Peñaventosa, cerca de Pancorbo, y de aquí­ por Santa Gadea y Villalba de Losa llegó a Orduña, en donde dice la crónica “que recibió a los de la tierra de Ayala, et los de la tierra de las Encartaciones, et otorgaron al rey el señorio de aquellas tierras, y D. Alfonso envió a ellas sus merinos, et sus alcalles et sus oficiales. De Orduña se dirigió a Bizcaya marchando directamente a Bilbao, pasando por cabe el castillo de Unzueta que no combatió”.

Tras la vuelta a Burgos del rey, se llegó a una avenencia entre el rey y D. Juan Núñez de Lara que dio en fianza varios castillos, mientras que el rey deja de intitularse señor de Vizcaya.

En 1350 hay que resaltar el comienzo del reinado de Pedro I y la muerte de D. Juan Núñez de Lara, señor de Vizcaya.

Por este tiempo la villa y señorí­o de Orduña habí­an pasado a Alfonso XI por muerte de D. Pedro. El rey se la donó, igualmente, a Enrique de Trastamara, bastardo regio.

Para entender el futuro de los señorí­os de Vizcaya y de Orduña, hay que señalar que Alfonso XI y de doña Leonor de Guzmán tuvo como bastardos a D. Pedro, D. Enrique y D. Tello, los tres, sucesivamente, señores de Orduña y el

último también señor de Vizcaya por el matrimonio con doña Juana, en”1353, hija de Juan Núñez de Lara y Marí­a López de Haro, y heredera del señorí­o de Vizcaya a la muerte de su hermano D. Nuño.

Don Nuño, hijo de D. Juan Núñez de Lara (+ 1350) y de Marí­a López de Haro (+ 1348), nació en 1348, y recibió el señorí­o en herencia en 1350 contra la oposición de Pedro I, y murió el 19 de agosto de 1352.

Le heredó el señorí­o de Vizcaya su hermana doña Juana Núñez de Lara y Dí­az de Haro, casada en 1353 con D. Tello, que llega en 1358, a la muerte de su mujer, a un compromiso con su hermanastro, el rey D. Pedro, por el que Vizcaya será de D. Tello, reconociendo a Pedro I como rey.

¿Cuál era la situación polí­tica de Orduña en estos años? Ciertamente era del bando de Juan de Abendaño, pues en la concordia del 26 de noviembre de 1353 aparece entre los firmantes Ochoa de Orduña. Si pensamos que Juan de Abendaño estaba en el partido de D. Tello y con este mismo, su hermano Enrique de Trastamara, podemos concluir que Orduña estaba bajo la órbita de Vizcaya y opuesta al rey Pedro I.

Las diferencias entre D. Tello y el rey fueron varias en estos años. En 1356 vuelve a la gracia del rey firmando un compromiso el 21 de junio de 1356 por el que se afirmaba que si D. Tello y doña Juana deserviesen al rey D. Pedro, los vizcaí­nos tomarí­an a éste por su señor mediante juramento de que “nos manterna e guardara a villas e a toda la otra tierra de Vizcaya en nuestros fueros, usos e costumbres e privilegios”. Pero en este mismo año Pedro I intenta matar tanto a D. Tello como a Enrique de Trastamara, que por Vizcaya huye a la Rochela a ofrecer sus servicios al rey de Francia. Esto no le impide a D. Tello ayudar a su hermano el rey D. Pedro en su lucha contra Aragón en 1357. Ni que Pedro I le siguiera en el verano de 1358 hasta Bermeo con ánimo de darle muerte. Huido D. Tello, el rey se enseñorea de Vizcaya, jurándoles previamente sus fueros.

En esta situación se redactan en Orduña el 20 de mayo de 1364 las Ordenanzas de la Cofradí­a de Santa Marí­a de Orduña la Vieja (93) y por ellas vemos que Orduña se halla en posesión del rey castellano D. Pedro, pues dicen: “porque vemos que es e será a honra del rey D. Pedro nuestro señor, e a honra de los cuerpos e calut de las almas de los cofrades”.

Enrique de Trastámara el mes de marzo de 1366, junto con D. Tello y D. Sancho sus hermanos, y otros muchos caballeros huidos de D. Pedro, hizo su entrada en tierras del castellano por la Rioja.

Varios caballeros de tierras vascas acompañaron a Pedro I cuando éste se alejaba de Burgos y eran: D. Iñigo López de Orozco, Pedro López de Ayala, Pedro González de Mendoza y los dos hermanos Avellanedas, de las Encartaciones vizcaí­nas, Juan González y Lope Ochoa de Avellaneda.

Mientras que Enrique de Trastamara se asentaba en Burgos, D. Tello estaba en abril de 1366 en Bilbao.

El 14 de abril de 1366, desde Bilbao, D. Tello, conde de Vizcaya, alférez del rey D. Enrique “mio hermano e mio Señor”, concede y ratifica los privilegios a Orduña. Es digno de señalar que D. Tello considera Señor a su hermano D. Enrique. ¿lo era por su tí­tulo de rey? ¿O quizás por el casamiento con Juana Manuel, heredera de la casa de lara y Haro?

El texto de la confirmación es el siguiente:

“Sepan cuantos esta Carta vieren como Yo don Tello Conde de Vizcaya e de Castañeda, señor de Aguilar e Alferez mayor del rey Don Enrique mio hermano e mio Señor, por razon que vos el Concejo de Orduña mios vasallos digisteis que habedes cartas e privillejos rodados e sellados e plomados, dellos de plomo, e dellos de cera del rey Don Alfonso e del rey Don Sancho su fijo e del rey Don Fernando e del rey don Alfonso su fijo e del rey Don Pedro e d~ Don lope Diaz de Haro e de los Reyes e Señores que fueron en Vizcaya de franquezas e libertades que los dichos Reyes e Señores vos dieron segun por los dichos previllejos e cartas se contiene, e Yo el sobredicho conde por vos facer bien e merced a vos el dicho concejo y hombres buenos de orduña e a vuestros vesinos e a cualquier de vos asi a los que agora son como a los que seran de aqui adelante e a . vuestros bienes, confirmovos los dichos previllejos e cartas de mercedes e franquezas e libertades que vos el dicho concejo de Orduña tenedes de los. dichos reyes e de los Señores de Vizcaya e mando que vos valan e vos sean guardados en todo bien e complidamente para que me finque a salvo de Mi e al dicho conde la merced que me fiso a mi el rey don Enrique mio hermano e mio señor de la dicha villa de Orduña que sea mia la dicha villa, e de los que de mi vernan segun en las cartas de merced que el dicho Señor rey me dio, se contiene, asi por vos facer mas bien e merced a vos el dicho concejo de Orduña, mando que no paguedes alcabalas ni monedas foreras, nin yantar, salvo ende que me dede la yantar cuando a Mi acaescier de ser en la dicha villa de Orduña en conducho al año una vez o Yo seyendo en frontera sobre moros segun en los dichos previllejos e cartas se contiene.

Otrosi mando que no haya diezmo en la dicha villa de Orduña ni en su término, de paños ni de otras cualesquier mercadurias, e mando que no esté en la dicha villa diezmo nin guarda ninguno de diezmo.

Otrosi mando que hayades en la dicha villa de Orduña alcaldes e jurados de vuestros vecinos e moradores en la dicha villa e que los paguedes de cada año segund soledes.

Otrosi mando que hayades en la dicha villa de Orduña e en sus términos, vuestros Escribanos publicos de vuestro lugar e vuestros.

vecinos para vos el dicho concejo e aquellos que vos pusieredes e tovieredes por bien porque la dicha Escribaní­a pública fallé que era e en ser vuestra, e usastes por ella vos e vuestros vecinos desde el tiempo que la dicha villa se poblo fasta aqui todo tiempo e en los tiempos de los dichos reyes e de los otros señores que la dicha villa hobo en todo tiempo.

Otrosi por vos faser mas merced a vos el dicho concejo e por vos guardar los dichos previllejos e cartas mando e tengo por bien que me paguedes dos mil maravedis en cuanto fuere la mi merced por cada un servicio cuando al dicho señor rey Don Enrique le fueren otorgados servicios por los de los sus reinos. Otrosi por vos faser bien e merced tengo por bien e mando que todos los tributos e desafueros que fueron echados en tiempo del rey don Pedro asi en fonsaderas como en… lo soliades haber ni pagar que 10 non paguedes e que les non fagades los tales desafueros e tributos, que Yo vos do de los tales desafueros e tributos libres, e prometo a vos el dicho concejo para agora e para siempre jamas en todo cuanto en esta carta dice e se contiene, de todos vuestros fueros e franquezas e libertades e usos e costumbres e previllejos e cartas e mercedes, e Yo otorgo de vos los guardar a buena fe sin engaño e mando que usedes por ellos e por vuestro fuero anciano que habedes segund el fuero anciano de la villa de Logroño que habedes, e que vos sea guardado bien e cumplidamente: e mando que algunos nin algunos que vos non vayan nin pasen contra ello nin contra parte dello…

E mando a Juan de San Juan de Abendaño mio vasallo e mio prestamero mayor en Vizcaya, e al mio Merino mayor y prestamero de las Encartaciones e a otros cualquier e cualesquier que por Mi e por el anduvieren agora o de aqui adelante, o prestameros o merinos de las dichas prestamerias o inerindades de Vizcaya e en las Encartaciones e a todos los concejos, e alcaldes e jurados e prebostes e otros oficiales cualesquier de todas las mis villas e logares ante quien esta Carta paresciere.

Según se desprende de esta concesión y confirmación, D. Tello se considera a sí­ mismo señor de Orduña, aunque este señorí­o lo haya recibido, lo mismo que el condado de Vizcaya del rey Don Enrique. Pero, con una particularidad, y es que tiene D. Tello el señorí­o de Orduña, en juro de heredad. Más aún, en el documento se distingue, sólo lógicamente, entre D. Tello y el conde de Vizcaya. De lo que hay que concluir la distinción real y efectiva de ambos señorí­os: uno hereditario (el de Orduña) y otro señorí­o de behetrí­a (el de Vizcaya, ya que D. Tello recuerda el documento firmado con los vizcaí­nos en 1356).

Entre las autoridades jurisdiccionales que aparecen en el documento son:

-Alférez Mayor del Reino de Castilla.

-Prestamero mayor en Vizcaya.

-Merino mayor de Vizcaya.

-Prestamero de las Encartaciones. -Concejo de Orduña.

-Hombres buenos de Orduña contrapuestos a vecinos. -Guarda de Diezmo en Orduña.

-Alcaldes de la villa de Orduña entre los vecinos. Jurados de la villa de Orduña entre los vecinos. -Villa, términos.

-Escribanos de la villa de Orduña entre vecinos.

Si nos remitimos ahora a los privilegios económicos que les reconoce son: -exención del pago de alcabalas, monedas foreras yantar, pero les obliga a pagar yantar en dos ocasiones: en su estancia en la villa y estando en la frontera de moros

-exención del diezmo en la villa y término de paños y otros productos que van al mercado

-les obliga a pagar 2.000 maravedí­s de servicio -les exime de fonsaderas y otros tributos

-les ratifica los privilegios del fuero de Logroño.

Recojamos estas instituciones jurí­dicas que van a perfilarse e individua-

lizarse mejor en las Ordenanzas Municipales de Orduña que pasamos ahora a estudiar.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios recientes

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Archivos