Menú

Mikel Kormenzana devuelve el sabor a Orduña

Mikel Kormenzana devuelve el sabor a Orduña

asdEl mundo rural forma parte de sus genes ya que “la familia de mi aita se ha dedicado siempre a la ganaderí­a y la de mi ama a la agricultura y fruticultura aunque cuando se casaron decidieron montar una granja y centrarse solo en la producción y venta directa de leche”. Aun así­, Mikel Kormenzana, de 40 años, tuvo la suerte de conocer las huertas de San Francisco de Orduña, desaparecidas hace más de dos décadas por la construcción de las escuelas, y donde su amama cultivaba en una pequeña parcela de terreno “diferentes variedades de pequeños frutos y frutales”.

Entre ellos se encontraba el agrazón, un arbusto espinoso de la familia de la grosella “que la gente joven casi no conoce pero que era muy tí­pico en zonas del norte de la pení­nsula y muy apreciado y esperado porque es uno de los primeros frutos que sale en primavera”. A través de su familia, a Mikel le han llegado curiosas historias sobre la relación de Orduña con el agrazón. “Mi ama me ha contado una relacionada con la familia que hací­a las labores y cuidaba la huerta de las monjas del Monasterio de Santa Clara. Tení­a tres hijas mudas y los fines de semana de julio los niños acudí­an a ellas con monedas para comprar puñados de agrazones, como si fueran chuches”.

Hace poco más de quince años, Mikel se embarcó en la ambiciosa iniciativa de recuperar la producción de ese y otros frutos pequeños antaño tan ligados a la forma de vida y cultura del caserí­o. “En el curso 1999-2000 hice mi proyecto final de carrera de Ingeniero Agrónomo en Chile con esa temática y me di cuenta de que es un sector que aquí­ tení­a muchas posibilidades porque no se dedicaba nadie a ello. Pensé que podí­a ser una buena manera de dedicarme a la agricultura que era lo que a mí­ me gustaba y además apostando por el modelo de producción ecológica y de venta directa”.

Esquejes Mikel Kormenzana tuvo la suerte de que una tí­a suya habí­a rescatado y guardado esquejes de los arbustos y frutales que habí­a en el desaparecido huerto familiar de San Francisco. Así­ pudo recuperar las variedades de agrazón y de grosella roja tí­picos de Orduña “mientras que otras que a mí­ me parecí­an interesantes como la frambuesa, la mora, la grosella negra y blanca o el ruibarbo, las tuve que traer de Burdeos”, explica.

De manera paralela, “estuve también un tiempo trabajando al margen de mi idea de negocio para conseguir dinero y poder acometer las inversiones que necesitaba, la más fuerte la adquisición del obrador”.

En un principio, Mikel comenzó acudiendo a mercados para vender los sabrosos frutos de temporada de su huerto en fresco. “Mucha gente se sorprendí­a al verlos. No estaban acostumbrados y creí­an que los traí­a de fuera”. Y como era de esperar, el agrazón era uno de los que más llamaba la atención. “Ha habido gente mayor que se me ha puesto a llorar delante del puesto. Decí­an que llevaban más de 50 años sin verlo y que le traí­a recuerdos de la infancia”, asegura.

Mermeladas El siguiente paso fue la elaboración y comercialización de jaleas y mermeladas ecológicas bajo la marca Tologorri en la explotación del barrio de Santa Clara de Orduña. “Ha sido un camino y un trabajo duro pero estoy muy satisfecho. Los mercados semanales, los grupos de consumo y los comercios pequeños son los aliados de quienes trabajamos en el sector de la agricultura ecológica y mis productos están teniendo muy buena acogida. Son caseros y conservan sus sabores, sus olores y sus colores”.

Tanto es así­ que Mikel Kormenzana saca a la venta entre 10.000 y 12.000 tarritos al año de mermelada “que es el lí­mite que me he puesto y no quiero aumentar”. Ahora que esa parte del negocio está ya asentada ha empezado a apostar por la diversificación. “Llevo ya un año haciendo también zumos ecológicos, sobre todo de manzana, junto con otros productores de Orduña. Queremos empezar también a hacer conservas de verduras”.

Y una buena oportunidad de conocer este sector es la feria de productores ecológicos que acoge hoy Orduña.

Susana Martí­n

Tomado de www.deia.com

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios recientes

noviembre 2018
L M X J V S D
« Oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Archivos