Menú

Fiestas varias, varias calles en fiestas

Fiestas varias, varias calles en fiestas

Swn RoqueNo hace mucho escribí­ algunas impresiones de estos primeros dí­as de agosto. Hice alguna reflexión acerca de las “fiestas” de las calles del casco urbano. Desconozco si es una costumbre de otras ciudades o villas. Lo cierto que, documentalmente, son una tradición en Orduña.  Lo cierto es que, además de algunas otras de “barrio” (El Terrero o La Antigua) o de las “aldeas” (Lendoños y Mendeica) se han venido celebrando tres: Santa Clara, San Roque y San Román. Las tres, casualmente, se celebran en el mes de agosto. Corresponden a tres “ermitas” ubicadas en el extrarradio.

La más lejana es la de San Román (unos tres kilómetros de la plaza), ejerce de “ermita” de la aldea de Cedélica y queda asignada a la calle Orruño. Es la calle central del núcleo norte del primer ensanche que se realizó a mediados del siglo XIII. En su final estaba una de las puertas de la ciudad (Getxa) que daba acceso al castillo exterior. La Iglesia es de estilo rural con una sola nave, un pequeño porche y ubicada en medio de un hermoso robledal. La fiesta, por lo que he visto este año, va decayendo tanto en la celebración religiosa como en las actividades de la tarde. Entre sus razones, quiero suponer, estará la escasa aportación municipal y la ausencia en todo el núcleo (especialmente en la propia calle Orruño) de comercios y establecimientos que aporten alguna financiación.

La “fiesta de Santa Clara” está relacionada con la calle del mismo nombre (hoy artekale) que da acceso  (quinientos metros) al abandonado Convento de Santa Clara. Nos dicen los historiadores que en este lugar se ubicó uno de los primeros conventos de franciscanos de Bizkaia que, posteriormente, se trasladaron al edificio que hoy dí­a es la residencia de ancianos. Su lugar lo ocuparon las Clarisas.  Es, también, la calle central del núcleo originario de la villa levantada por don Diego Lope de Haro en 1229. A sus lados se ubican las calles de Santa Marí­a (hoy burdin) y Carnicerí­a (Harategi). Desde hace unos años no se celebra fiesta alguna. En años anteriores se celebró, con gran impacto, tanto en la propia plaza como en las inmediaciones del propio convento. El abandono de la “fiesta” viene a coincidir con el cierre conventual aunque, mucho me temo, las causas vengan a coincidir con las expuestas en la decadencia de San Román.

La tercera de las “fiestas de calle” es la de San Roque. Está asignada a “Calle Nueva” que es la céntrica del núcleo sur de la ciudad construida al mismo tiempo que el Norte y acogiendo la salida hacia la Meseta. “San Roque o Buen Suceso” es una ermita pequeña a unos quinientos metros del final de la calle y próxima a la plaza de toros. Ejerció, seguramente, como hospital en tiempos de peste. Es un pequeño templo de una sola nave. Está en buen uso. Las fiestas de “calle nueva” son, hoy dí­a, las más rumbosas y, posiblemente, una muestra de lo que fueron las anteriores. El mismo cartel anunciador nos muestra este relativo esplendor de las celebradas estos mismos dí­as.  Comenzaron el 15 de agosto con el chupinazo (12:00). Tarde-noche intensa con “suelta de cabezudos”, “pintxo-Potea”, “campeonato de lanzamiento de txapela”, “comida vecinal”, “campeonato de mus y rana”, “cuentacuentos infantil”, “busca y captura del Morrillón”, “bajada del Morrillón”, “cena popular” y “DJ Juanma” (22:00). ¿Exceso?…jejejejeje… No saben los lectores/as cómo nos las gastamos en esta calle (porque quien este escribe nació y vivió en el número 31). Entonces calle de agricultores y ganaderos; hoy… ¡zona de ocio!; entonces, vacas, cerdos y carros; hoy… peatonal y con seis bares. ¿Decí­a exceso?… Copio el programa del Dí­a 16: “traca matinal”  (9:30),  “ofrenda floral”, “misa y homenaje a nuestros mayores de la calle, posteriormente habrá ágape”, “canto-poteo por los bares de la calle”, “cabezudos”, “juegos infantiles: gran premio de motos infantiles, piñata…”, “chocolatada”, “rifa” y “traca de fin de fiestas” (20-30). Por si fuera poco se indican en el mismo programa algunas modalidades sumamente curiosas: la suelta de cabezudos esta “capitaneada por Benita sietepañuelos, vecina de la calle”; para la comida popular se indica que “cada persona deberá traer sus cubiertos”; el “Morrillón” es una imitación “en vivo” del famoso Celedón vitoriano y recibe la denominación de un eminente juerguista de la propia calle conocido por “Morrillo”; la rifa se connota con “el milagro de San Roque”.

Si la fiesta es parte consustancial a la vida, no cabe duda que en la ciudad se sabe organizar…¡y bien!… Supongo que el Ayuntamiento, dada su situación económica, no habrá aportado gran cosa…. Si es así­ el coste habrá corrido a cuenta de los propios vecinos y los establecimientos de la calle… En el programa figuran como “colaboradores” al propio Ayuntamiento, Hotales AISA y la Caixa… Habrá que agradecer a todos su esfuerzo…¡Que no cese!

 

 

 

 

 

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios recientes

agosto 2018
L M X J V S D
« Jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivos