Aloria romana

asdALORIA ROMANA: el yacimiento arqueológico de Aloria fue excavado entre 1989 y 1999. Se han encontrado restos de ocupación entre los s. II a.c.y V d. c. Las primeras evidencias están compuestas por una cabaña circular con sus correspondientes objetos cerámicos y metálicos del s. II a. c. A partir del s. I,  este complejo se transforma con la construcción de casas y recintos destinados fundamentalmente a la ganadería, compuesta por una docena de edificios. Destacaban un  gran establo central y un almacén destinado al forraje. Los edificios estaban construidos a base de piedra, barro y madera. La primera se utilizaba en los zócalos de mampostería; sobre ésta base se alzaban las paredes de adobe, y los pilares que sujetaban la techumbre eran de madera. El tejado a dos aguas era un entramado vegetal sujeto con lajas calizas. En el s. II es cuando este asentamiento alcanza su máximo esplendor. El ganado vacuno era el que predominaba y en menor medida el caballar, ovejas, cabras y cerdos. Parece ser que también se trabajaba el hierro, por los restos de varias fraguas y de sus escorias. A Aloria el metal llegaba semielaborado y provenía de otras ferrerías, y en este asentamiento las piezas eran afinadas y convertidas en utensilios. Esta villa romana de la que todavía no se ha encontrado la zona residencial fue abandonada entre los s. III y IV,   y reocupada en el Bajo Imperio Romano,  pero mostrando una menor actividad. De lo encontrado destacan: las cerámicas de terra sigillata procedente del valle del Ebro y la cerámica de origen regional. De los materiales metálicos sobresalen los  de hierro, en su mayoría útiles de labranza y de carpintería. De entre los objetos de bronce destacan las hebillas de cinturón, las fíbulas o las pinzas. También se han encontrado alguna aguja de hueso, molinos de mano y pesos de balanza,  además de un importante número de monedas, sestercios y denarios del s. II[1].

 

[1] AZTARNA.

1 respuesta

  1. HUGO dice:

    ¿se puede visitar el yacimiento este verano de 2017?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *