Menú

Dos eventos… ¡mis dudas!

Dos eventos… ¡mis dudas!

7302_266379990167732_60470935_nPor motivos familiares he estado en la ciudad los dos últimos fines de semana de junio. Como siempre subo en el tren. Pocos viajeros. Bastantes estaciones. Prácticamente un “metro”. De mi niñez (años cincuenta) recuerdo Bilbao, Ollargan, Dos Caminos, Arrigorriaga, Miravalles, Areta, Llodio, Luyando, Amurrio y Orduña. Hoy se han añadido Mirivilla, La Peña, Abaroa, Basasuri, Bakiola, Arrancudiaga, Arbide, Arakaldo, Santa Cruz, Salvio, Iparralde e Iñarratxu. Originales edificios en las estaciones primeras… Funcionales y diversos en los segundos. Destacamos la de LLodio, no en vano por allí­ controlaban el asunto los Urquijo.

Bajo (sábado 22) por el paseo de la Antigua. No acaba de orientarme hacerlo por la Gran Ví­a. Se mantienen en buen estado los “chalets” que se alzan en el arbolado paseo. Sobrecoge un tanto el austero excolegio de la Compañí­a de Marí­a. Otros tiempos. Me saludan desde el portal de una de las viviendas y me dicen que ha fallecido la joven esposa de un vecino. Nuestros padres vivieron una intensa amistad. Son las 19:20.

Se anuncia en la Plaza, para mañana, la “feria ganadera de San Juan”.  Al mismo tiempo una “conferencia” acerca de los orí­genes de la toponimia orduñesa. Creo que era de Mikel Gorrotxategi. De momento no hay ninguna animación en la céntrica plaza de los Fueros. Bajo hacia mi casa por la calle Santa Clara. En la puerta abierta del centro cultural (antiguas escuelas), donde debe desarrollarse la conferencia, observo un amplio cartel. Escrito a mano con letras mayúsculas contiene algunas consideraciones acerca de la grafí­a más antigua de los términos Orduña y Ruzábal. Creo que es una reivindicación o posicionamiento diferente al defendido por el ponente. No soy experto en el asunto y, por tanto, poco puedo decir. Quedo, no obstante, extrañado de la redacción castellana: ocho flagrantes faltas de ortografí­a. Me cuestiono si las disquisiciones filológicas tendrán algún valor envueltas en tamaños disparates. Los organizadores debí­an poner algún remedio. Posteriormente (Domingo) veo el cartelito colgado en el frontal del kiosko. Por lo visto, a la altura del ganado que se exhibe en las proximidades. Al menos, la feria transcurre por buen camino a pesar de algunas amenazas del plomizo cielo. Vuelvo a Barakaldo a las 18:20.

De nuevo aparezco en la ciudad el viernes, dí­a 28. Mismo recorrido, mismas personas. Próximo al balneario que fue cuartel, que fue aduana del Señorí­o, oigo alguna música. En las proximidades del “kiosko” un par de “clown” intenta animar a media docena de niños. No participan ni sus familias. En la esquina donde se halla el recién inaugurado monolito en memoria de los muertos en el guerracivilista campo de concentración que se ubicó en el actual Colegio de los PP. Josefinos (entonces propiedad de los PP. Jesuitas) observo un sencillo cartel sobre chapa cumen. En él se  anuncian unas Jornadas sobre “Memoria histórica” y (bien editado) aparece una convocatoria a la ciudadaní­a para una “kalegira” (12 del mediodí­a del sábado) por los lugares que aún conservan “sí­mbolos franquistas”. Los desconozco aunque, seguramente, quedarán algunos restos que sólo los más antiguos recordarán. Es el caso que el sábado una docenita de personas (debidamente abanderados) inició desde la plazoleta bajo mi balcón el recorrido. ¡Penosito! ¿Cuestión preocupante?… ¡Mis dudas!

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios recientes

septiembre 2018
L M X J V S D
« Ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Archivos