Menú

Inscripciones latinas en la Cueva del Puente

Inscripciones latinas en la Cueva del Puente

En compañía de mis amigos zoólogos de la Universidad del País Vasco Carlos E. Prieto y Jon Fernández Pérez y de mis amigos espeleólogos Israel Robles, Alberto Pereiro y Joxe Blanco, el 8 de junio de 2013 entré en la Cueva del Puente, en el municipio de la Junta de Villalba de Losa (Burgos), a 500 metros de distancia del borde el cantil que hace límite entre los territorios de Burgos y Urduña (Bizkaia).

Se trata de una cueva cerrada mediante una verja por la Junta de Castilla y León para proteger sus inscripciones romanas, halladas durante la realización de un reportaje fotográfico por el Grupo Espeleológico Edelweis en el año 1987, aunque la cavidad fue fotografiada y topografiada entre los años 1972 y 1981 por el mismo grupo. Estas inscripciones están fechadas con precisión el 27 de octubre del año 235 d.C. y explican que un grupo de hombres valientes entró en la cueva, aunque sin concretar el motivo.

Según el artículo de los especialistas en inscripciones romanas José Antonio Abásolo y Marcos Mayer «Transcripción de las Inscripciones Romanas de la Cueva del Puente (Junta de Villalba de Losa, Burgos)», publicado en el año 1999 en el volumen 7 de la revista Kaite. Estudios de espeleología burgalesa, aquí grabaron en un primer panel tres inscripciones, entre ellas esta:

QVI ANTE HIC FVIT ET SUPRA

SCRIPSIT TIMVIT VLTRA IRE

DEXTRUM PARIENTEM EGE HIC

ET CVM

«El que estuvo aquí y más arriba escribió temió ir más allá en la pared derecha escribió esto y con»

Tras recorrer un tramo de la cueva hay una nueva inscripción en un segundo panel:

VLTRA ACCEDE MILLIA PASSVS

QUATTVOR DVN SEVER

EX (…) HIC FVIC NICOLAVVS CVN

HOMINIBVS N. X

SEVERO ET QVINIANO COS. VI. KAL. NOV.

«Después de andar 4.000 pasos, aquí estuvo Nicolavo con diez hombres. A finales de octubre del año consular 235».

En un tercer panel aparece la quinta y última inscripción, localizada justo antes de un profundo pozo, tras recorrer un tramo de alrededor de un kilómetro, el antiguo cauce de un río subterráneo, hoy completamente seco:

HIC VIRI FORTES (ISSIMI) VENERVNT

DVCE NICOLAVO SEVERO

ET QVINTIANO COS. VI. KAL. NOV.

HOMINES N. VIIII

«Aquí llegaron los hombres más fuertes conducidos por Nicolavo. Comienzos de noviembre del año consular 235. Nueve hombres».

Tomado de www.sierrasalvada.blogspot.com

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.